William Shakespeare y Granada o el poder de lo imaginado

Me ha tocado estudiar a fondo al personaje Shakespeare por sus contactos con la corte humanística de Navarra, de la que escribiera que «Shall be the wonder of the world» (será la maravilla del mundo). Pero es que ahora se me presenta el profundizar las relaciones que pudo haber tenido con los otros dos centros del humanismo renacentista europeo del siglo XVI: Florencia y Granada.
El vate inglés, nacido en Stratford-upon Avon en 1564, dejó un paréntesis vacío de unos siete años juveniles que nos toca a los historiadores rellenar y hemos de tratar de abrir nuevos caminos a los investigadores, que deben ser jóvenes, para poder seguir las huellas de todo un creador de la lengua inglesa que se considera como la más adaptada a las necesidades del momento. Lo saben los creadores de la Informática y los músicos que se acomodan a la simplicidad de su ritmo como símbolo de lo que supone cualquier lenguaje cuando se habla.
Es supercuriosa su cita sobre una posible visita a la capital de Al-Andaluz que aparece más abajo, porque deja todo en suspenso para que lo rellene la imaginación de cada uno, pues supone más preguntas que respuestas, como la mayoría de los temas de sus años de juventud. Pero estuviera o no en el corazón del Al-Andaluz, me gusta poder terminar el tema con uno de los textos de introducción al Diálogo Platónico «Fedon» sobre la muerte de su maestro Sócrates, que estaba apoyado en el lecho para tomar la poción de cicuta y así obedecer a las leyes vigentes. Y yo me imaginaba la visita de Shakespeare a Granada como uno de esos anhelos que hay que llevar a cabo en vida: «Los mitos deben mirar a llevar al espíritu a impresionar a la imaginación». He estado repetidas veces en la Granada de Al-Andaluz y las imágenes de su Alhambra, el Generalife y el Albaicín las tengo grabadas en mis pupilas sin poder liberarme de ellas.

HECHOS Y DICHOS
Todo curioso viajero guarda a Granada en su corazón, aun sin haberla visitado. William Shakespeare

FRASE SOBRE EL INGLÉS COMO LENGUA
Si el inglés tuviera, como el resto de las lenguas occidentales, el subjuntivo de las lenguas madres, griega y latina, resultaría aún más ininteligible.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*