Un 10 por el pentapartito, y «otra»

Estimados contribuyentes, digo un 10 por el pentapartito, y «otra», y me explico.
El acuerdo aprobado en el Pleno Municipal del Ayuntamiento torrevejense el día 29 de abril sobre la gestión pública de las basuras, desde mi punto de vista, es histórico.
Va a suponer a estos tiempos de cambio, que se ven venir en el Estado Español, una nueva situación, donde se empieza a abrir el «melón» de acabar con tanto «chorizo» y tanto «chupón» que hay con las llamadas contratas nacidas para, con la derecha a la cabeza, manejar el dinero público sin ningún control democrático. Yo espero, que en los Ayuntamientos tomen nota, y sigan estos pasos para, como he dicho anteriormente, se empiece de verdad a acabar con la corrupción.
En Torrevieja, las concejalas de Ciudadanos, al abstenerse en la votación, han dado un paso coherente, del que yo creo no se arrepentirán nunca. Los ciudadanos se lo agradecemos.
En el caso de Domingo Soler, es un tema que es para echarle de comer aparte.
El comportamiento de los concejales del PP, y sus posteriores comentarios, amenazas, etc., es la pataleta de una derecha que ha perdido el Norte hace tiempo en Torrevieja. Los comentarios del PP, que pone en duda la legalidad del acuerdo municipal, son para echarse a llorar. Un PP que, debido a las ilegalidades cometidas en este asunto, «casualmente» tiene en la cárcel al ex-alcalde de Torrevieja, sr. Hernández Mateo. A estos personajes se les tenía que caer la cara de vergüenza, por pedir tantas tonterías.
Estos que hablan de legalidad no tienen escrúpulos ni vergüenza para enchufar a dedo en la Diputación de Alicante a un «lumbreras» como el sr. Pizana, que cada vez que habla sube el pan. No hay pan para tanto chorizo.
Digo «otra», porque yo creo que, si este caso que se publica en los medios de comunicación es verdad –que parece que sí-, tiene el asunto tela marinera, a estas alturas de la película.
Una militar denuncia en el Juzgado acoso sexual durante años en una Escuela de Paracaidistas del Ejército Español. Sí, sí, español. Ni chino ni americano «ni ná». Español.
En la denuncia se relata con «pelos y señales» todo el acoso que ha sufrido por uno de sus superiores durante años. Por lo que se ve, a esta militar no le han hecho ni p… caso en la Jefatura correspondiente, encontrándose en estos momentos de baja, y recibiendo tratamiento psiquiátrico.
Yo espero y deseo que a este impresentable, y a los que le tapan, entre la Justicia en los cuarteles de una vez por todas, les lleven a los tribunales y les den su merecido.

Seguimos galopando…

¿Hasta cuándo? Al tiempo.

1 Comment

  1. Don Garrido, lea a su precedente, el Sr. García, que sí sabe de lo que habla, y entérese usted, por favor.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*