¿Quién es nuestro prójimo?

Para dar una explicación clara sobre quién es nuestro prójimo, vamos a recurrir a una Parábola de Jesús que, como tantas veces, nos explica las cosas por este medio.
Estando Jesús predicando sobre el Reino de Dios, entre los que estaban escuchándole había fariseos y escribas y, cuando Jesús dijo que teníamos que amar a nuestro prójimo, uno de los escribas le preguntó: «¿Y quién es nuestro prójimo?». Entonces Jesús les explicó «Iba un comerciante judío por el camino hacia su pueblo, entonces fue atacado por unos malhechores que le quitaron todo lo que llevaba y lo dejaron mal herido junto al camino, pasó por allí un sacerdote judío del templo, lo vio y, por considerarlo impuro, lo rodeo y pasó de largo. Al poco pasó un judío de la tribu de los levitas (encargados del mantenimiento del templo) y, al no poder mancharse las manos de sangre, lo dejó y siguió su camino; al rato pasó por allí un samaritano (los cuales no se llevaban muy bien con los judíos) y, al verlo, se acercó, lo levantó, le curó las heridas con aceite y manteca y lo trasladó al pueblo más cercano, lo aposentó en una posada dándole una cantidad de dinero al posadero para que lo cuidara, y le dijo que, si faltaba dinero, a su vuelta se lo pagaría». Entonces, le preguntó Jesús al escriba: «¿Quién crees tú que se comportó como prójimo de la persona herida?». El escriba bajó la cabeza y se marchó del grupo.
En los tiempos que estamos viviendo, existen algunas personas que aún consideran a los demás como su prójimo, pero, si nos vamos al ambiente político y mediático, podemos comprobar que no solamente no se preocupan de sus prójimos, o sea, de las personas que vivimos trabajando y pagando nuestros impuestos para que ellos cobren excelentes sueldos sin hacer absolutamente nada, ya que, incluso, son incapaces de ponerse de acuerdo para dialogar y llegar a consensos en beneficio de los contribuyentes, prefieren mantener sus odios y rencores para quitarse el sillón unos a otros. Dado esto, nos podemos preguntar: ¿Y por qué pasan estas cosas cuando vemos que, en países como Alemania, Dª Ángela Merkel, a pesar de que su partido haya quedado en tercer lugar, sigue manteniendo el liderazgo de su país? Esto lo hace el sentido común y el deseo de darles a sus habitantes el mejor bienestar social, así como la mejor educación.
¿He dicho educación? Vean el siguiente informe:
«El nivel educativo español, a la cola de los países desarrollados
El Informe PISA 2003 desvela que los alumnos españoles “suspenden” en nivel de lectura, matemáticas y ciencia mientras Finlandia lidera el ranking y países como Irlanda y Polonia, que están por encima de España gracias al método educativo y al sistema de valores, han mejorado extraordinariamente en los últimos años. Se confirma el fracaso de la LOGSE y de la nueva política educativa del Gobierno español que pretende “recuperarla”. El Informe PISA 2003 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) no deja lugar a dudas: España está instalada en el furgón de cola del tren educativo de los países desarrollados. Entre el grupo de 28 países de la OCDE analizados, los alumnos españoles “suspenden” en sus niveles de lectura, matemáticas y ciencia, al estar en los puestos 22, 23 y 21 respectivamente.
Víctor Ruiz»
El sistema educativo en nuestro país ha sido bloqueado siempre por el Partido Socialista, cuando un partido conservador ha intentado cambiar el sistema, al siguiente mandato el Partido Socialista ha derogado este cambio y ha vuelto a imponer sus ideas, que no son otras que, con el cuento y la demagogia del «progresismo», las personas estén menos educadas, tengan menos conocimientos para poder ser moldeables a sus deseos e intereses políticos. Ustedes piensen lo siguiente: Desde la muerte de Franco en el año 1975, entró en nuestro país la democracia tan deseada por todos. Una persona que naciera en el año 1976, hoy tiene 40 años, analicen Vds., ¿en qué hemos progresado en la educación de las personas? Existen más asesinatos y maltrato de género que nunca, de hijos a sus padres y ascendientes, los botellones, el alcoholismo entre los jóvenes, el abandono escolar a edades tempranas sin oficio ni beneficio, la vagancia y la delincuencia, así, como la falta de reciclaje de las personas en el paro que, en su mayoría, son trabajadores de la construcción o la tierra; nadie se ha preocupado de darles una buena formación en las nuevas tecnologías e idiomas para que encuentren trabajo que lo hay, pero el hecho de no haberse preocupado nunca de educar a las personas es el culpable de que exista tanto paro en nuestro país, o sea, la «FALTA DE EDUCACIÓN», que es la base fundamental para el verdadero progreso y bienestar de una nación.
Esta falta de educación se puede observar palpablemente entre nuestra clase política, como hemos comentado anteriormente. Si alguno de ellos comprendiera a nuestro Señor Jesucristo y entendiera el significado de la palabra prójimo, otro gallo nos cantaría.

Carlos García

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*