El atraco político

Estimados contribuyentes, digo el atraco político, y me explico. El que escribe este artículo, que peina canas «políticas» hace muchos años, no sale de su asombro por lo acontecido en la investidura como Presidente del Gobierno de España del sr. Rajoy del Partido Popular. Que el Partido Socialista Obrero Español haya facilitado que el Rajoy de los Recortes siga gobernando en España es un escándalo político sin precedentes. El descabezamiento de la dirección del PSOE, encabezado por Felipe González y sus huestes -un elemento hoy día, empresario de altura, con intereses en todo el mundo, y gestado al calor de esta democracia adulterada, encabezada por él por sus chanchullos políticos-, no tiene igual.
El Felipe González del Sí o No al ingreso de España a la OTAN que acabó en Sí, y ahí estamos perteneciendo a una organización, que, en su momento, machacó en la Guerra de los Balcanes, donde murieron miles de personas, siendo su Secretario General el sr. Solana, del PSOE. Un presunto asesino de guante blanco el Sr. Solana.
El Sr. Felipe González -este patriota- que, con el «Socialista» por delante, se cargó en su etapa de Presidente del Gobierno de España toda la siderurgia integral en España, como la industria naval española, la gama blanca, y hasta en un momento de la vida diaria de su «Reinado», corrió por la Península Ibérica el fantasma de que había que matar las vacas, levantar las viñas, arrancar los olivos… para integrarnos en esta Europa de los mercaderes, que nos está sacando los hígados a todas/os los españoles/as para beneficio de las oligarquías, y los bancos europeos, que son los culpables de que en España haya unos índices de paro escandalosos.
Otro recordatorio necesario: también el sr. González y sus Gobiernos se cargaron todo el ferrocarril periférico, con todos los problemas que ahora sufrimos, con el cierre de todas esas líneas ferroviarias. Tenemos el ejemplo aquí en Torrevieja.
Este sr. González y todos sus acólitos prostituyen todos los días del año la palabra socialista, que tiene otro significado y otro desarrollo del que ellos practican, y por su culpa, y con sus zancadillas, son los responsables de que en España no se haya podido formar un Gobierno progresista, y de izquierdas, y haber mandado a Rajoy y compañía una temporada a chupar banquillo.
¡Qué contentos están los del Ibex 35 y sus acólitos, de los que ud forma parte, sr. González!
Seguimos galopando…
¿Hasta cuándo? Al tiempo.

Gerardo Garrido

1 Comment

  1. Ese “gobierno progresista, y de izquierdas” que usted dice se lo meta donde le quepa.
    Gracias San Felipe, por habernos librado del frente popular separatista que nos hubiera llevado a la guerra civil. Gracias a Dios.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*