La diferencia entre la baba, la coherencia y el futuro

Estimados contribuyentes, soportar el comportamiento irracional del sr. Albaladejo diariamente por su falta de educación y respeto a la ciudadanía es de juzgado de guardia.
Este individuo, que cuando habla o escribe no hace más que soltar baba, parece mentira que sea un tío de «carrera». Pues cuidado con las tonterías que dice en un artículo publicado en un diario provincial, con el título «Escrache a Torrevieja». Hay algunos detalles que llaman la atención, como por ejemplo, tirar en la cara lo que cobran algunos concejales torrevejenses para que con su voto siga chupando banquillo en la oposición el sr. Eduardo Dolón. De pena.
Yo quisiera saber por qué motivo el sr. Albaladejo sigue escracheando a España, cuando su voto en el Congreso de los Diputados mantiene en el poder a un PP que en estos momentos está desangrándose políticamente, debido a la corrupción que hay en sus filas. Ejemplo: Torrevieja. El ex-alcalde sr. Hernández Mateo en su momento fue a la cárcel por corrupto.
Sr. Albaladejo, Vd. no tiene ninguna credibilidad política para ir tirando baba sin ton ni son.
Sr. Albaladejo, Vd. es un resentido político que ha perdido el Norte actualmente.
Sobre la coherencia que le falta al sr. Albaladejo y a algunos personajes de su entorno, tenemos en la otra acera a personas coherentes como el sr. Jorge Olcina, Climatólogo y Director de Laboratorio en la Universidad de Alicante, donde, en una entrevista en un medio de comunicación, dice que el futuro del agua en nuestro entorno está en las desaladoras, que había que potenciarlas con ayudas de la Unión Europea, con subvenciones para su desarrollo.
Sr. Albaladejo, viene este recordatorio por la demagogia y la ignorancia en la época de la construcción de la desaladora torrevejense, por parte del PP. Entonces estaba el PP en el Gobierno municipal, siendo alcalde el sr. Hernández Mateo, que remató la faena con una frase que decía -más o menos-: «Tendrán que pasar por encima de mi cadáver para abrir una zanja en una calle torrevejense». Amén.
Por eso digo que nuestro futuro político se labre con el PP en el banquillo de los reservas.
Seguimos galopando…
¿Hasta cuándo? Al tiempo.

Gerardo Garrido

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*