Distintos detalles

Estimados contribuyentes, digo distintos detalles, y me explico. Yo, como demócrata, y contribuyente, me quedo de piedra al ver y leer la manipulación de los medios de comunicación y todos los palmeros, y pelotas, que, con el nombre de tertulianos, se arrastran todos los días en ellos para intentar hacernos comulgar con ruedas de molino, en comentarios que se les tenía que caer la cara de vergüenza, por caer tan bajo en su profesión, por mentir diariamente con arreglo a la noticia real.
Me refiero, concretamente, a la información que los medios de comunicación dieron en su momento en el problema de los estibadores, presentándolos como los «señoritos» de la clase obrera, porque defendían un salario digno y no la limosna que cobra hoy la inmensa mayoría de trabajadores, que ya no llegan ni a ser «mileuristas», un abuso, que los empresarios se aprovechan de las reformas laborales del PP y del PSOE, que pusieron en marcha para llegar a esta situación desastrosa para los trabajadores. Yo espero que más pronto que tarde se corrijan legalmente estos atropellos.
Lo expuesto anteriormente enlaza con el conflicto laboral de los trabajadores de la empresa de seguridad Eulen, en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona. En este conflicto, los arrastrados de los tertulianos dieron marcha atrás enseguida en el desprestigio a los trabajadores, al destaparse las condiciones laborales de un colectivo laboral perteneciente a una contrata que lo único que realiza es una explotación sin escrúpulos, donde los sueldos de miseria y las condiciones laborales son tercermundistas. Justo el polo opuesto al problema de los estibadores. Así que a seguir luchando para romper todas las cadenas «modernas» que nos oprimen a los trabajadores.
Otro detalle que a mí me preocupa mucho es en relación con los incendios forestales actualmente. Según los medios de comunicación, la mayoría (95%) de esos incendios forestales son provocados por desaprensivos sin escrúpulos. A mí me llama mucho la atención que las autoridades, Guardia Civil, etc., y en particular los afectados por ese drama que son los incendios, no incidan rotundamente, sobre todo en las televisiones, en la «caza» de esta gentuza, y que paguen con la cárcel todo el daño que provocan con estos comportamientos.
Seguimos galopando… ¿Hasta cuándo? Al tiempo.

Gerardo Garrido

1 Comentario

  1. Probablemente, no es tan malo, la diversidad de opiniones e ideas es un elemento clásico que contiene el ejercicio de la democracia. Es mas preocupante cuando una sociedad es informada solo de una parte.

    Salú2.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*