Cero, a la izquierda

Juan Carlos García Sala
Sueña Torrevieja

De todos es sabido que un pueblo sin cultura, es un pueblo muerto. Pues eso es lo que es Torrevieja a día de hoy, un pueblo donde la cultura y por ende la Concejalía, brillan (ni eso) por su ausencia. La quinta ciudad de la Comunidad Valenciana, no puede permitirse el lujo de contar con una nula programación cultural. Una ciudad como Torrevieja que dispone de un Auditorio Internacional (1400 plazas), un Teatro Municipal (700 Plazas y cerrado aún), un Centro Cultural (Virgen del Carmen, 400 plazas) , un Palacio de la Música (200 plazas), un recinto al aire libre (Eras de la Sal, 800 plazas sentados y más de 2.000 de pie) y no olvidemos el macro recinto del mercadillo (donde tranquilamente se ubican más de 12.000 personas) no puede sustentarse con 3 conciertos de la Orquesta Sinfónica (genial los de Pepe Sánchez), los voluntariosos de la UA y los conciertos de los coros locales .
Este 2017, será recordado como el más rácano culturalmente hablando. No tenemos que irnos muy lejos, solo al último concejal de Sueña Torrevieja que llevó este área, entre otros tuvimos la suerte de disfrutar con artistas de la talla de Raphael, Ainhoa Arteta, Ara Malikian, Loquillo, Ilegales, Drum Tao, TheTrouper´sSwin Band, el Certamen Cortos, la Semana del Humor del Área 51 en las Eras, con la participación de grandes cómicos como Pepín Tre, Carles Castillo y Pepe Viyuela, la semana de Cine de Verano en las Eras (por lo menos eso se ha conservado), además del Festival de Ida y Vuelta, también impulsado el año pasado.
Torrevieja no se puede permitir el lujo de un concejal y una concejalía inoperante, falta de ideas y nula aportación. Torrevieja se merece una programación cultural acorde con sus instalaciones y ofrecer actos de nivel. Una pedanía como Torrelamata, solamente con el esfuerzo de sus asociaciones vecinales, nos ha dado veinte vueltas este verano y lo que les queda con sus fiestas patronales de un mes.
Alguno vendrá esgrimiendo la excusa del presupuesto, recordarle que con este mismo presupuesto (increíble que aún no se hayan aprobado los de este año), se trajo el pasado año la relación mencionada más arriba. Pero claro, cuando el presupuesto se va en asesores cuya utilidad, es más que discutible, lo normal es que no quede nada para los ciudadanos. Por todo esto, mi valoración al trabajo de la actual Concejalía de Cultura, es… ¡Cero, a la izquierda!

1 Comentario

  1. Excelente articulo. No es obligado presentarse a concejal, la incapacidad normalmente viene acompañada del ejercicio de las excusas, acciones defensivas con el único objeto de eludir responsabilidades, si no se cuenta con capacidad, sencillamente presenta su dimisión y que venga otro con ideas y proyectos.

    Salú2.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*