Los nacionalismos y sus consecuencias

Este «juntaletras», que ya está de vuelta de casi todo, no sale de su asombro del giro que ha tomado en poco tiempo la realidad política en Cataluña. Digo el giro y sus consecuencias por el mensaje de los nacionalistas burgueses, que llegan a una parte muy importante de la clase trabajadora, y lo más curioso es que ésta lo asume con todas las consecuencias como suya. Quiero recordar que todos los partidos de derecha nacionalista a nivel internacional pertenecen a la Democracia Cristiana: PNV, PP, la antigua Convergència i Unió catalana, etc. Entonces aquí está el quid de la cuestión. ¿Cómo es posible que una parte importante de la clase trabajadora apoye a partidos burgueses nacionalistas de derechas? Esta reflexión se la dejo al conjunto de los lectores y que cada uno saque sus consecuencias.
Ya metidos en temas locales torrevejenses, el asunto del colegio Amanecer no tiene por dónde cogerlo. Este tema tiene su intríngulis, si no, díganme cómo es posible que en la urbanización Villa Amalia se le adjudique al colegio Amanecer para su construcción la única parcela posiblemente inundable de toda la urbanización, y la más cercana a la Carretera Nacional 332, que tendría que soportar altísimos niveles de ruido. Por eso se rechaza. ¡Qué curioso!, ¿no? Pero es que lo más rocambolesco es que el Ayuntamiento cede ahora unos terrenos sin urbanizar para construir el dichoso colegio Amanecer, que por lo visto no reúnen las más mínimas condiciones para construir rápidamente el colegio Amanecer. Mientras tanto, los escolares siguen en «barracones», chupando del bote por los alquileres unos cuantos años más de momento. ¡Toma ya!
Otro tema de corrupción, que se sale del tiesto, de la herencia de los 28 años de Gobierno municipal del PP en Torrevieja es el derribo de una rotonda construida hace 10 años en la avenida de las Cortes Valencianas y que ahora tiene que pagar el Ayuntamiento torrevejense con dinero público. Esto tenían que pagarlo de su bolsillo el Gobierno municipal torrevejense de aquellos tiempos, que, si no me equivoco, estaba encabezado como alcalde por el sr. Hernández Mateo. Vaya figura. ¡Cuántos pusieron aquí el «cazo»…!
Así se escribe la Historia, para que luego vengan políticos profesionales, como los sres. Albaladejo y Eduardo Dolón, diciendo que el actual Gobierno municipal es el peor de todos los tiempos. A otro perro con esa milonga, que entonces no había pan para tanto «chorizo».
Seguimos galopando… ¿Hasta cuándo? Al tiempo.

Gerardo Garrido

1 Comentario

  1. Don Garrido, háblenos del papel que los ¨suyos¨ están jugando en el golpe de Estado en Cataluña, y cómo una España rota en 17 taifas y sin Estado va a ser mejor para asegurar a los trabajadores y al pueblo (ése que usted dice defender) unas mayores cotas de libertad, igualdad, bienestar y solidaridad. Porfa…!!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*