Menos gorriones en Torrevieja

Pues es verdad. Hay menos gorriones. Es absurdo negarlo. Como diría el fenómeno José Antonio Vallejos, pregonero del maravilloso Carnaval de Torrevieja del 2018 con los premios sin pagar por el Ayuntamiento, desde mi primer y madrugador café en la hostelería torrevejense en el «Puerto Rico», también siento, en lo más profundo de mí (entiéndase la ironía), que el «passer domesticus», nombre científico de los «gorrionicos», ha ido a menos por aquí. Según indica SEO-BIRDLIFE, estas aves, que suelen pesar 30 gramos y medir 14 o 15 centímetros, son inteligentes, vivarachas, y curiosas. Pero su característica más peculiar, a decir de los que entienden, es que, en su alimentación, los gorriones, son directamente dependientes de la actividad del ser humano. Es decir, cuando un pueblo es abandonado por sus habitantes humanos, los gorriones comunes no tardan en desaparecer. Lo dramático no es que el jefe de Ciudadanos en Torrevieja, disfrazado de amortajador tras llevar 35 años cotizando como político de nuestros impuestos, se haga una foto con una caja de madera por apreciar MENOS pajaricos. Lo patético es que seis partidos políticos hayan conseguido, por odio a Eduardo y al Partido Popular, que Torrevieja tenga MENOS pagas para los jubilados de este pueblo; de 1.500 beneficiados a 70. Que Torrevieja tenga MENOS servicios de autobús urbano; que tenga MENOS mantenimiento y reparación de los centros educativos donde van nuestros hijos, en el mejor de los casos, ya que en la mayoría no lo hay; que tenga MENOS iluminación de la vía pública, solucionando las averías de las farolas quitándolas y tapando el agujero; que Torrevieja tenga MENOS servicio de control del absentismo escolar, con los graves riesgos para los menores que esto genera; que tenga MENOS limpieza en nuestras calles; que La Mata tenga hoy MENOS inversión y cariño que nunca jamás; que la ciudad de la sal tenga hoy MENOS actividad cultural municipal que en el 1990, retrocediendo 28 años; que tenga MENOS atractivo comercial y MENOS dinamismo que nuestros competidores directos, Orihuela Costa y Guardamar; que tenga MENOS escuelas deportivas municipales; que tenga MENOS atractivo para los niños y niñas, haciendo desparecer la feria del corazón de la ciudad. Si la solución de todo esto que ha ido a MENOS, con el apoyo expreso de Ciudadanos, en Torrevieja, son unas cajitas nido de madera, aquí no quedarán ni los gorriones. En el dulsísimo nombre.

2 Comentarios

  1. Y ahora quieren quitar los arboles del paseo vistalegre y con ellos tambien los puestos. No quedaran ni gorriones ni paseantes

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*