¿Cuál es el plan, Torrevieja?

Ya es pública la intención de los seis partidos que sustentan al Gobierno municipal anti-Eduardo de hundir a la Semana Santa de Torrevieja. Resulta cansina e injusta la manipulación permanente de José Manuel Dolón y su banda, intentando “vender” la falsa y difamadora imagen de una Semana Santa torrevejense compuesta por un conjunto de abusadores del patrimonio público, que sólo piensan en sus imágenes y sus estandartes, aunque por ello se fastidie Torrevieja entera. Que los odios personales a la religiosidad cristiana sean el motor de la actividad política de quien ocupa la Alcaldía de Torrevieja no es una novedad. Lo verdaderamente noticiable es que lo haga pasándose por el Arco del Triunfo al Pleno del Ayuntamiento, despreciando por ello a todo el pueblo de Torrevieja, representado en sus 25 concejales. Si bien lo dramático del asunto es que “esto” es lo que hay. La hoja de ruta es ésa. Los seis partidos anti-Eduardo Dolón están más por destrozar actividades coincidentes con la llegada de turistas a nuestra ciudad en las vacaciones de Semana Santa que por impulsar acciones que ayuden a fidelizar y a aumentar la llegada de potenciales visitantes que gasten y se sientan felices pensando en volver de nuevo a visitarnos. Hoy, en los seis partidos políticos anti-PP que gobiernan Torrevieja, predomina la ceguera de los que odian el Cristianismo y la religiosidad vinculada a la Iglesia Católica, y eso nos cuesta dinero a todos; nos hacen menos atractivos desde el punto de vista turístico y reduce la actividad económica. Pero, ¿cuál es el plan? Si nos cargamos a la Semana Santa en Torrevieja, ¿cuál es la novedosa alternativa que motivará a los turistas a venir y gastar en nuestra localidad? La evidencia es patética. No hay plan. No hay alternativa. Porque son los únicos capaces de cargarse un patrimonio cultural y el sentimiento de un pueblo, como si en la Semana Santa de Torrevieja no hubiera votantes de todos los partidos políticos. Hoy nuestros taxistas pueden llevar y traer a turistas a Orihuela Costa. Espero que no retrocedamos 50 años y veamos otra vez, como por aquel entonces, a los taxistas de Torrevieja llevando a nuestros turistas a distintos municipios cercanos, a disfrutar de otras Semanas Santas, protegidas por Ayuntamientos de distintas ideologías, que saben valorar su potencial económico. ¿Ésta es la Torrevieja que te prometieron? En el dulsísimo nombre.

4 Comentarios

  1. Cuando se habla de aconfesionalidad del estado, implica no hacer favoritismos ni propaganda de credo alguno con dinero público, el cual está para pagar necesidades, como las pensiones.

    Pero claro, Sr Albadalejo, ustedes mandatarios del PP sois más de “cristianos aparentando”, pero con el mazo dando…

  2. El primer comentario es demagogo a más no poder. También, saltarse a la torera el mandato de un pleno te parecerá muy democrático.

  3. Qué mal les sienta a los peperos el haber perdido la alcaldía. Ellos estaban acostumbrados a ciertas cosas y claro,….., ahora parece que todo les vale para recuperar el trono municipal.
    Claro ejemplo de lo anteriormente dicho, es la forma de escribir artículos de este personaje, el tal Albaladejo.
    Por cierto, ¿cuándo pensará devolver lo que cobró indebidamente y reconocido por sentencia judicial?.
    Ese dinero que le pagó el pueblo de Torrevieja, y que no quiere devolver.
    ¿Quién es el anti-torrevieja?

  4. ” el cual está para pagar necesidades, ”

    La ONG que cuida del pobre, el enfermo y el necesitado por antonomasia es Caritas diocesana y Manos Unidas. Eso lo saben todos, salvo algún que otro asamantecas.

    Doña madrileña, una vez más mi admiración y respeto.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*