Pedro Sánchez: la mentira personificada

Ni dos semanas. Eso es lo que vale la palabra del socialismo en España. Donde decía que iba a convocar Elecciones Generales de inmediato, el accidental presidente Sánchez anuncia ahora, desmintiéndose a sí mismo, que se atrinchera en la Moncloa hasta el año 2020. Donde afirmaba que jamás llegaría al poder con los votos y el apoyo de los herederos de ETA y los golpistas de Cataluña, especialistas ambos en vender la imagen de España por el mundo como si fuéramos lo peor del planeta Tierra, ahora el secretario general de los Socialistas se abre a modificar la Constitución con 84 diputados para pagar con intereses los apoyos obtenidos en una moción de censura buena para Pedro Sánchez, pero mala para España. Ya sabemos hoy todos que Sánchez está dispuesto a hacer lo que haga falta para satisfacer al fugado Puigdemont, y al racista presidente marioneta catalán Torra, si eso le permite disfrutar de los jardines de Moncloa y de las prebendas de su condición de ex-presidente; las mismas a las que Mariano Rajoy ha renunciado, dando una lección de decencia y dignidad, inédita en nuestra Democracia. Mención aparte merece la última farsa a la que han sometido los socialistas a todos los valencianos, con el apoyo de Compromís, tras regalarle los votos a este señor para ponerlo como presidente del Gobierno: la renuncia a actualizar el actual sistema de financiación de las comunidades autónomas, que penaliza especialmente a la Comunidad Valenciana, por parte del Gobierno de Sánchez que no ha ganado nunca unas elecciones. Es una estafa en toda regla. A los valencianos, Ximo Puig y Mónica Oltra nos han tomado el pelo durante tres años, con aquello de que «Madrid nos roba»; llegaron incluso a impulsar desde el Gobierno valenciano manifestaciones en las calles de tinte «identitario», sumando a las mismas incluso a los empresarios. Y ahora, esos mismos socialistas que incendiaban las calles valencianas son los que renuncian a adoptar acuerdo alguno para que en nuestra tierra podamos construir carreteras, colegios e infraestructuras imprescindibles. Valiente engaño. Van a necesitar los herederos de Zapatero muchas campañas publicitarias de marketing, como el uso bochornoso que han efectuado de las víctimas de la mafia ilegal de personas a bordo del «Aquarius», para que olvidemos los españoles sus engaños, sus deslealtades y sus pagos discriminatorios que desean demoler la Constitución del 78. En el dulsísismo nombre.

5 Comentarios

  1. Para el que no lo sepa
    “Joaquín Albaladejo se negó a dimitir en 2014 como concejal de Hacienda de la localidad de Torrevieja pese a la sentencia que declaró incompatible sus diferentes actividades privadas con el sueldo público, cuya retribución osciló entre los 96.800 y 145.200 euros”.
    Luego se atreve a hablar de estafas.

  2. Si Rajoy, según usted, renunciando a las prebendas de su condición de expresidente, ha dado una lección de decencia y dignidad. Podría usted devolver lo indebidamente cobrado de dinero público, como así lo dice sentencia judicial, y el pueblo empezaríamos a pensar de forma diferente de los políticos. Mientras siga sin devolver ese dinero público, que hace falta para entre otros fines sociales, ya sabe lo que pensamos de usted los contribuyentes.

  3. Según he leído en la prensa, Pedro Sánchez falseó y maquilló su currículum: No tiene un máster del IESE, ni fue jefe de gabinete en la ONU, era, un miembro del gabinete, también se hizo pasar por “director” de la OCU, pese a ser un simple “técnico”. Hasta el momento, ha evitado dar explicaciones, a pesar de que así se lo han reclamado PP, Ciudadanos y Podemos.

  4. Mención aparte merece el nefasto paso de Pedro Sánchez por Bankia: Votó a favor de la emisión de PREFERENTES, Votó a favor de sueldos millonarios para los directivos de Caja Madrid, etc. etc….

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*