La semana de la vergüenza

Eduardo A. Castro López
Secretario de redes – PSPV-PSOE Torrevieja

Hemos dejado atrás una semana “nefasta” como han calificado algunos, marcada por lo vivido hace unos días en nuestra ciudad con el tema de las nóminas de los funcionarios del ayuntamiento.
Y sí, ha sido nefasta también a mi entender, porque un problema tan grave no puede tener otro calificativo, y el uso político que desde algunos sectores se le ha dado tampoco.
Un tema administrativo con graves consecuencias para los funcionarios hubiera requerido del aporte de todos para solucionarlo y no del aprovechamiento de algunos con fines electoralistas en beneficio propio.
Desde nuestro partido hemos contribuido con el gobierno tendiendo la mano y los puentes con Valencia; nos hemos mantenido en silencio y trabajando para intentar solucionar este problema sin aportar ningún ruido mediático que desviara la atención de su foco.
Otros partidos como el PP han hecho un uso político de esta situación proponiendo una moción de censura instrumental “ante estos graves hechos”, que ahora parece ser que ni ellos mismos consideran conveniente llevar a cabo – al menos desde algún sector de su partido contradicen la estrategia de Eduardo Dolón – y a la que hace nada se ha subido al carro Ciudadanos, diciendo estudiar la propuesta, propiciando con estas declaraciones una visibilidad inesperada de su partido y frotándose las manos con la llegada de algunos desencantados del PP que buscan posicionarse en las listas de sus candidatos.
Un uso torticero de una situación lamentable en la que pocos partidos, y todos de la izquierda, han trabajado para intentar solucionar rápidamente.
Ahora, con el grueso de la nómina cobrado y el resto en estudio para su solución definitiva, pareciera que quien en un principio calificó estos hechos como graves comienza a barrer para casa los restos de un revuelo mediático que provocó a sabiendas, y que con el correr de los días dejó en un segundo plano para priorizar su moción de censura con el fin de afianzar sus filas que, prosperando o no, intenta conseguir.
Y el PP lo hace como más le gusta, utilizando las fiestas municipales de La Mata, organizada por la concejalía de fiestas y pagadas con dinero público como acto de campaña política. Pareciera ser que una buena paella ayuda a los funcionarios en su legítima lucha.
Mientras tanto en el PSOE seguimos trabajando en la calle junto a los vecinos porque la mejor campaña es buscar, proponer y llevar a cabo todo lo que aporte beneficio a nuestra ciudad.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*