Los efectos negativos del calor en los ritmos circadianos

Agustina Esteve Huertas
Concejala de Comercio

Cuando Dora Fernández escribió su «brillante» artículo hablando de la importancia del cine de verano como medio de futuro pensé que todos hemos tenido alguna vez un mal día. Cuando ahora se pregunta «¿Para qué sirve la Concejalía de Comercio?» ya empiezo a hacerme otros planteamientos. He estado informándome de los efectos que el calor puede producir en algunas personas (siempre intentando buscar una explicación a sus desafortunados escritos) y sí, el calor y el verano tienen evidentes efectos físicos en nuestro cuerpo: dormimos peor, se alteran nuestros ritmos circadianos, eleva la irritabilidad e incita a una conducta más agresiva. Ahora ya puedo interpretar sus palabras de otra manera porque no quiero pensar que se haya visto usted afectada por los tristes efectos del «acontecimiento histórico planetario» tan cacareado por su portavoz nacional, la señora Leire Pajín.
Dora, yo le aconsejaría que se diera un paseo por la ciudad y que viera la realidad de cómo está y los cambios que se han hecho de cara a favorecer y estimular el comercio local, desafortunados según usted, pero que han traído a nuestras calles una enorme actividad y dinamismo. Pero si, pese a salir, usted sigue sin verlos, yo le voy a enumerar los más significativos: Subvenciones para la peatonalización de Canónigo Torres y Fotógrafos Darblade, así como numerosas peticiones en espera para Pedro Lorca y María Parodi; peticiones de subvención para mejoras en el sonido, baño de discapacitados, iluminación y otras infraestructuras; subvenciones para las campañas de Navidad, ferias outlet, etc.; cursos de formación en colaboración con la Cámara de Comercio; jornadas dirigidas a los comerciantes, la del año pasado, «Soluciones prácticas para situaciones adversas»; creación de página web para los comerciantes www.portaldelcomerciante.com; campaña de parking para trabajadores y clientes de los comercios; renovación de la imagen de La Plasa por dentro y por fuera e inminente salida de puestos a subasta; entrega de material a los comercios; campañas de animación, tanto las actuales como en Navidad, día de los enamorados…; elaboración de boletines y envío de información actualizada sobre temas de interés para el comercio; registro de comerciantes para evitar desplazamientos; campaña de envío de información vía mail; campaña de comercio sostenible; puesta en marcha de la sala de lactancia; campañas de animación comercial tanto para público adulto como infantil; ferias outlet, ya vamos por la séptima; campañas de pliegos de descuento y rascas; concursos y galas anuales del comercio; la semana próxima se distribuirán 34.400 tickets descuento de un parque acuático ubicado en nuestra ciudad; y un sinfín de actividades encaminadas a vincular el ocio a las compras en Torrevieja.
Sé que usted, conforme los va leyendo, irá comprobando mentalmente que sí, que ése se ha hecho, y que ese otro también, incluso es probable que me haya dejado alguno. Es también probable que, al ir leyéndolos, empiece a darse cuenta de que sus palabras no hayan sido lo más justas ni adecuadas. Primero, porque esas medidas que usted considera ridículas son el esfuerzo y el trabajo de mucha gente, no sólo de esta concejala que le habla, y segundo, porque están funcionando perfectamente y atrayendo a nuestras calles a gran número de personas. ¿Empieza ya a intuir para qué sirve una Concejalía de Comercio? Espero que sí.
Ya que ni con la influencia del calor en su organismo puedo justificar sus palabras, tendré que buscar más hondo en otras motivaciones. Después de leer esta última nota de prensa suya voy a terminar pensando que sus escritos no se deben a la mala intención que a algunos políticos se les atribuye, sino a algo mucho más serio, hondo y personal que sí me preocupa. Párese a pensar si la falta de ventas que tanto duele en este Ayuntamiento no se deberá a que estamos atravesando una gigantesca y dramática crisis, reconocida ahora ya tarde y antes ocultada por su «carismático líder» José Luis Rodríguez Zapatero.

1 Comentario

  1. Si mire señora concejala también podría añadir el mercadillo del paseo de juan aparicio, Ah! no que lo quieren trasladar a las afueras impactando directamente en las ventas de esa zona….

    O mire cuánta propaganda veo yo del mercadillo de los viernes en Torrevieja, Ah! ese mismo que además de dejárlo en el abandono por no tener no tiene ni protocolo de actuación por parte de los bomberos… ya.

    Podríamos hablar de todos los pequeños locales que han tenido que cerrar sin que su concejalía les amparase… ah, dice que para cenas de novela de más de 20.000 euros sí hay eh?

    Podríamos hablar de su empecinamiento en aquel megalómano centro comercial que nadie quiso invertir y que para fortuna de los comerciantes no se convirtió en su estacada final.

    Y ya bueno cuando intenta justificarse con temas de urbanismo me entra la risa.

    ¿Hablamos del estado lamentable juan aparicio?¿Hablamos de la peatonalización y del despilfarro que hicieron en caballero de rodas con farolas de 30000 euros y un adoquinado que ya ha necesitado reparaciones?

    ¿Eso es comercio?¿Cuál, el de los obreros que vienen arreglarlo día si y otro también porque a cierto alcalde no entendía la diferencia de adoquinar y asfaltar?

    Y me pregunto yo, Esas campañas que tantas medallas se pone… ¿las ha hecho usted o Apymeco?

    Haber si resulta que aún no siendo lo mismo se cuelga usted las medallas que les corresponde a esa asociación.

    Y ya por último para no extenderme viendo el parentesco con «Carmele Suarez» sobre lo obsesivo compulsivo de hablar de Zapatero.

    Yo le invito al igual que ha ella a que se marchen de vacaciones cuanto antes sin fecha de retorno porque creo que tiempo va ha necesitar para digerir su falta de responsabilidad o mejor dicho irresponsabilidad al frente del Comercio local.

    Saludos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*