A escena nº452

Me han sugerido algunos de los pocos amigos con que cuenta uno que vuelva a ponerme a tono, que de alguna manera «me pone». Y después de unos meses de turbulencias vitales he cogido el fusil y me he lanzado a la escena, a vivir nuevamente en la escena, a escenificar breves comentarios de las cosas más consuetudinarias que pasan por nuestra ciudad, y siempre con la modestia que me caracteriza, dicho sea sin egocentrismo, que para egocentristas y divos-as ya están otros más polifacéticos y artistas. En verdad es que la escena me va: la del teatro, la del cinematógrafo, la de la política en general (e incluso la particular, la doméstica, que es la más difícil de analizar y estudiar con cierta profundidad), y por supuesto la de los medios de comunicación, que mira que tiene teatro la radio, la prensa y la tele. La directora de este medio, María José, me ha abierto sus puertas, me ha tendido sus periodísticas manos, me ha acogido de una forma increíble, extraordinaria, así que tan sólo por eso no le voy a cobrar ni un doblón, y que no sirva de precedente. Así que cada quince días estaré fielmente con mis posibles lectores-as, a los que desde aquí ya les pido disculpas si mi forma de escribir les acelera el ritmo cardíaco. Haré todo lo posible por ser llano, sencillo, directo y al grano sin intento de zaherir a nadie, ni instituciones ni personas. Dicho lo cual, principiaré por el hecho de que hay mucho rum-rum en torno a la futura composición del futuro gobierno municipal y el dichoso reparto de las concejalías. Mis fuentes apuntan que por ser Municipio de Gran Población nos corresponden tres delegados (concejales no electos), y que el 90% apunta que los tres siguientes de la candidatura formarán parte del equipo del PP para trabajar por Torrevieja.

DEL RUM-RUM A LA LEY ELECTORAL
Como el rum-rum es la antesala de la noticia, que dicen los entendidos, ahora toca decir que el movimiento Democracia Real Ya, que me parece muy real y reivindicativo, está por la labor de luchar por el cambio de la Ley Electoral, porque no puede ser que los votos de la desaparecida IU vayan a parar a la candidatura más votada; en este caso, votos de izquierda para la derecha. Y si fuera al revés también tendríamos que decirlo. Digo que esa lucha tiene sentido… común.

Óscar A. Claramunt

2 Comentarios

  1. Desde luego es injusto que si un partido no alcanza el 5% de los votos se quede sin representación, pero esto no siempre beneficia a la mayoría. En este caso y según los datos que constan en la página del ministerio del interior (probablemente no serán oficiales, pero para mi razonamiento no importa) IU obtuvo 1179 votos, lo cual le habría hecho corresponder el concejal 17 y ninguno más. Aplicando la ley d¨Hont, el último concejal del PP se obtuvo al dividir el número de votos del PP por 15 (11675/15) lo que dan 778,33 votos. Por su parte el último concejal del PSOE obtuvo 4622/6 = 770,33, es decir que el último concejal fue del PSOE, luego los votos de IU no fueron a la lista más votada, como se dice tópicamente sino al PSOE

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*