Seguimos con la «presunta» corrupción del PP

Estimados contribuyentes, ver para creer. En esta novela de la corrupción, leer la noticia de que los cachorros del PP se rasgan las vestiduras ante el descubrimiento de nuevos casos de presunta corrupción en el PP es de risa.
Yo me voy a centrar en las declaraciones a nivel torrevenjese, de los srs. Eduardo Dolón y Luis Mª Pizana. Es sálvese quien pueda, pero sin abandonar el barco, donde va la teta de la que ellos sacan sus «salarios» todos los días, 75.000 euros uno y 41.000 euros más menos el otro, anuales, por enchufados en la Diputación de Alicante.
El sr. Dolón dice: «Me siento muy afectado y debe caer el máximo castigo previsto en la ley, sobre los corruptos». Vaya cara.
El sr. Pizana dice: «Estamos hartos de pasar vergüenza por los comportamientos indignos». Hay que tener «morro».
Hay un refrán castellano -que casi todo el mundo conoce- que dice: «por la boca muere el pez».
Esto es un recordatorio a estos lumbreras, para sacar a los cuatro vientos la campaña que ellos encabezaron -de recogida de firmas- para que un corrupto, condenado, como el sr. Hernández Mateo, ex-alcalde de Torrevieja, no ingresara en prisión. ¿Se acuerdan Uds? Todo esto invalida todos los golpes de pecho que se dé esta gente con todas las declaraciones que hagan.
Porque la verdad es que estos figuras tienen el miedo en el cuerpo de que se les acabe el chollo de la teta de la vaca pública, como se ha visto en las pasadas elecciones municipales y generales, y vayan al paro democrático.
Todos estos personajes saben de sobra que son parte del problema de la corrupción, pues aquí en Torrevieja, después de 27 años de Gobierno municipal del PP, si de verdad dejaran gobernar al actual equipo municipal torrevejense, estoy seguro de que más de uno iba a ir a la cárcel.
Es que en esto de la corrupción últimamente están saliendo unas noticias que te quedas sin saber qué decir.
Que te enteres de que en las empresas públicas Imelsa y Ciegsa estaban en nómina ex-concejales y altos cargos del PP, cobrando el sueldo sin ir a trabajar, es de apaga y vámonos. Por eso, las declaraciones de estas personas no tienen ningún valor ético, pues tiempo han tenido para denunciarlo y no han movido ni un dedo, pues ellos son parte del problema y lo saben.
La solución es la Justicia y las leyes, y aquí es harina de otro costal, donde en el día a día a algunos jueces y fiscales se les ve la «oreja».
Lo más sangrante de este tema es que, mientras estos sinvergüenzas cobraban sin trabajar, miles de trabajadores en paro no tienen ningún ingreso, al estar agotadas todas las prestaciones de apoyo a los parados. Esto es lo que hay. Cada uno que saque sus consecuencias, y sus conclusiones. Seguimos galopando…
¿Hasta cuándo? Al tiempo.

Gerardo Garrido

1 Comentario

  1. Hoy mismo: Hernández Moltó, su querida PSOE, Caja Castilla-La Mancha.
    Seguimos galopando…
    ¿Hasta cuándo? Al tiempo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*