Torrevieja y su hospital público

Durante trece años, he hablado de mi Ciudad y de mi comarca de la Vega Baja por todo el mundo, en mi condición de cargo público, Diputado Provincial de Turismo y Diputado en las Cortes Generales. Y lo que más sorprendía al que me quiso escuchar es que Torrevieja, desde hace ya muchos años, no es una pequeña aldea de pescadores, con unas impactantes montañas blancas de sal. Alucinan al conocer la población censada, y más con la residente. Muestran incredulidad ante la potencia extraordinaria de una ciudad que consigue albergar pacíficamente a más de cien nacionalidades distintas en su seno. Pero sin infraestructuras no tenemos futuro. Sin inversión pública de las administraciones nacional y autonómica, para sus ejes fundamentales, Torrevieja pronto se convertirá en la ciudad-dormitorio de Orihuela y de Guardamar. Por eso, el reto del alcalde Eduardo Dolón, de su equipo de Gobierno, y del resto de concejales de la corporación municipal, es el de unirse en la defensa de esta ciudad. Propongo un ACUERDO DE CIUDAD. Solicito a todos los partidos políticos de Torrevieja un acuerdo potente, sólido y sin fisuras, para que el Hospital Público Universitario “Doctor Manuel García Gea” mejore los buenos índices de atención al paciente y continúe en este camino de extraordinaria asistencia, como garantía imprescindible para nuestro futuro turístico y nuestra salud. Para ello, el Hospital Público de Torrevieja debe mantener el actual modelo. La alternativa es una gestión como la que están sufriendo los vecinos de Alzira, tras la injusta y aberrante expulsión de Ribera Salud. Ahora, allí, las listas de espera para todas las atenciones sanitarias se han multiplicado, con demoras infernales que atentan contra el derecho a ser atendido en condiciones en la Sanidad Pública. En Alzira, con la gestión directa del Gobierno valenciano en el Hospital, la calidad de los servicios sanitarios se ha hundido, y los costes se han disparado justo en el sentido contrario. Cambiar la gestión actual del Hospital de Torrevieja tendrá como resultado una peor calidad de atención sanitaria, y muchísimo más cara. Alzira es la prueba. ¿Qué partido político no estará dispuesto a pactar a favor de mantener el actual sistema de gestión, que garantiza una mejor calidad asistencial en la salud de todos los vecinos de Torrevieja? El que no pacte en la defensa de esta infraestructura vital, lo pagará. Electoralmente, algunos, todavía más. DEFENDAMOS NUESTRO HOSPITAL.

5 Comentarios

  1. Leo el artículo del tal Albaladejo, y no me sorprende en absoluto. Trata de defender el modelo Alzira de sanidad pública de gestión privada, que es el que gestiona el Hospital de Torrevieja. Por cierto la palabra «privada», no la nombra en ningún momento.
    Vaya por delante mi admiración y respeto al grupo de profesionales de toda índole que forman la plantilla de dicho hospital, que en ningún momento dudo de su profesionalidad, es más, me consta la gran calidad de muchos de ellos.
    Mi comentario va por el modelo de gestión, Albaladejo apuesta por el modelo de gestión privado de la sanidad pública, apostando yo por un modelo de gestión totalmente público.
    Este modelo significa que una empresa se lucra, se hace rica, con el dinero y la salud de los ciudadanos.
    Habla de extraordinaria asistencia y buenos índices de atención al paciente. Puede que sea así, o no. ¿De dónde saca los datos?, quizá de la publicidad del propio hospital.
    El problema es que los políticos que tenemos, en especial los del PP, no saben, o lo que es peor, no quieren gestionar directamente la sanidad, no quieren poner buenos gestores a hacer buena labor en lo público.
    Prefieren dejarlo en manos de empresas privadas, pagar una cantidad anual y olvidarse. Viendo todos los casos de corrupción del PP en los últimos años, quizá haya corrupción en todo ésto también.
    No olvidemos la credibilidad y la legitimidad moral, del autor del artículo, que habiendo cobrado indebidamente, durante su etapa de político más de 180.000€, según sentencia judicial, no quiere devolverlos. Supongo que la justicia tenga sus mecanismos para que devuelva ese dinero, quizá contando con esa cantidad, la sanidad pública sería de más calidad.
    Otro caso curioso en cuanto a sanidad, es el del actual alcalde de Orihuela, que parece que ha estado varios años cobrando un sueldazo de la sanidad pública, sin aparecer por el trabajo, según la propia consellería de sanidad.
    Con políticos de esa calaña, difícil que funcione la sanidad pública correctamente.

  2. Otro caso curioso en cuanto a sanidad, es el del actual alcalde de Orihuela, que parece que ha estado varios años cobrando un sueldazo de la sanidad pública, sin aparecer por el trabajo, según la propia consellería de sanidad.

    ¿Qué pasa, que los asesores son buenos cuando los ponen los rojos y malos cuando no?

  3. Leído en prensa: «Bascuñana, funcionario de carrera como médico de familia, siempre ha negado que cobrara sin trabajar, argumentando que realizó tareas de asesoramiento y que, incluso, pasó consulta en algún centro de salud de la Vega Baja durante esos años para cubrir la baja de otros médicos. Este turbio asunto, que desveló eldiario.es, finalmente ha acabado en la Fiscalía, ya que la conselleria no puede adoptar ningún tipo de sanción administrativa de su extrabajador, aunque los hasta tres informes encargados concluyan y coincidan en que cobró de la administración pública sin trabajar. En concreto, señalan que no consta que Emilio Bascuñana acudiera a su puesto de trabajo como personal adscrito a la dirección territorial de Sanidad en Alicante entre los años 2007 y 2013, coincidiendo, precisamente, con su etapa como presidente provincial de Cruz Roja, puesto que no estaba remunerado.»

    No sé si el asesor es bueno o malo, pero lo que parece que está claro es que no ha ido a trabajar, pero ha cobrado. Eso tiene un nombre, y supongo que los electores, si se confirma, tomarán nota.
    Si hay algún asesor puesto por los rojos que haya hecho algo parecido, también lógicamente, tiene mi rechazo y crítica.
    En la comunidad valenciana casi toda la corrupción es del PP, supongo que en Andalucía será casi toda del PSOE.

  4. Solo de leer a esta persona,se sabe de qué pie cojea
    Como no sé nada de sanidad que vengan otros y me hagan el trabajo que como político tenía que hacer
    Que desfachatez este hombre
    No hay artículo que escriba que no engrandezca a la política corruPPPPta de su partido
    Se le ve tanto el plumero que algún día se va a desplumar

  5. «En la comunidad valenciana casi toda la corrupción es del PP, »

    Torrado, aterriza chaval: hoy por hoy los escándalos son de Puig.

    Estás atorado en el pasado.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*