Felices Fiestas Patronales, Torrevieja

En el momento en el que estas líneas lleguen a sus manos, estaremos inmersos en días festivos de asueto, jolgorio, y respeto a nuestras tradiciones. Disfrutaremos de los actos propios y típicos de estas fechas en nuestra ciudad, e incluso la Inmaculada Concepción obrará esa extraña singularidad cual es atraer a los fieles devotos de la Madre Iglesia y a los que no creen en nada, a excepción hecha de la Purísima. Prodigará la bulla. Veremos alegría. Tal vez comeremos de más. Pero lo seguro es que por un rato nos olvidaremos de la problemática diaria que nos bombardea la actualidad del momento. Tendría que escribir aquí de la reapertura del Teatro. Pero lo cierto y verdad es que ya está hablando Torrevieja sobre ese particular. Y habla en positivo. En una época en la que la valía de la palabra de los políticos está en entredicho como nunca, en Torrevieja tenemos un alcalde que ha dado credibilidad y certeza a su compromiso público ofertado. Y esto también es una buena noticia. Negar que el futuro viene con nubarrones negrísimos, sería mentir. No apreciar que nuestros hijos van a ser los que paguen en su precario futuro laboral y calidad de vida los comportamientos incomprensibles de aquellos que no desean que todos los españoles seamos iguales en derechos y obligaciones, vivamos donde vivamos, es simplemente engañarse al solitario. Ya vendrán tiempos en los que tengamos que luchar para que nos construyan colegios. Ya vendrán momentos en los que nos tocará reivindicar que somos de esa “extraña clase de valencianos que hablamos castellano”. O ya vendrán instantes singulares en los que nos tendremos que plantear cuál es el sentido de que nos llamen valencianos, si nos hacen sentir murcianos o españoles sin derechos. Sí amigos, sí. Vivimos en una zona de España, donde nuestro Gobierno autonómico, con nuestro dinero, ha tomado la decisión de no continuar con el modelo de gestión actual en el Departamento de Salud de Torrevieja, por ideología. El Hospital de Torrevieja tiene menos lista de espera, da mejor servicio y es más eficiente que cualquiera de los de su clase, pero aquí nos toca fastidiarnos y debemos asumir que revienten nuestra sanidad local por los ovarios de una señora de Valencia. Por lo tanto será mejor disfrutar a tope de estas fiestas que nos rodean. Como sé que te gustan los garbanzos torraos…

4 Comentarios

  1. Un señor, que seguramente tenga su seguro de salud privado, proponiendo que se haga negocio y se especule a costa de la salud pública de los torrevejenses.

    Este señor que fue político durante más de 10 años en Torrevieja, y ahora uno lee sus declaraciones y entiende porqué hoy dia es una de las ciudades más pobres de España.

    Me recuerda al Sr. No, ¿Porqué será?

  2. Parte del artículo de opinión del tal Albaladejo:… «Sí amigos, sí. Vivimos en una zona de España, donde nuestro Gobierno autonómico, con nuestro dinero, ha tomado la decisión de no continuar con el modelo de gestión actual en el Departamento de Salud de Torrevieja, por ideología»
    Y digo yo, el gobierno autonómico, elegido por los ciudadanos de la Comunidad, es el que tiene la facultad de decidir el modelo de gestión sanitario. Y lógicamente por ideología tomará la decisión que tenga que tomar. ¿Qué razón habría de tener para decidir el tipo de gestión, pública o privada de nuestra sanidad?.
    La del PP ya sabemos cual es, es la económica, la de favorecer a ciertas empresas o personas con el dinero público.
    Como anécdota, y que alguien me corrija si no estoy en lo cierto; estoy harto de ver pasar las ambulancias por el centro del carril que une el Hospital con La Veleta, vía de dos carriles y con un atasco perenne. También estoy cansado de ver a los peatones dirigiéndose al Hospital por la cuneta de dicha carretera, con el gran peligro que eso implica, debido al deficiente estado de la cuneta, y la cantidad de socabones e imbornales que allí existen.
    Por otro lado sabemos que la ejecución del desdoblamiento de la CV-95 estaba incluida en el plan especial que se tramitó para llevar a cabo el hospital, que fue aprobado en septiembre de 2004 por el conseller de Territorio y Vivienda en ese momento». En el escrito, Carlos Domingo, director general de obras públicas de la consellería, continúa afirmando que «en la resolución de aprobación del plan se indicaba que el sector deberá financiar y construir el desdoblamiento de la carretera CV-95 hasta el enlace de la N-332 y remodelar ambas rotondas, por lo que el acceso debería haberse materializado antes de entrar en servicio el hospital.
    Ya vemos que el Hospital, o los promotores urbanísticos de la zona deberían de haber realizado un desdoblamiento y remodelación de las rotondas, pero que la iniciativa privada no lo ha hecho, con el consiguiente ahorro para ellos, y perjuicio a los ciudadanos.
    ¿Será por esas cosas, por las que el tal Albaladejo tiene interés en que siga la gestión privada en la sanidad pública?
    Comprometerse a hacer inversiones, que luego no se hacen, y salimos perjudicados los ciudadanos en nuestros bolsillos y bienestar.
    Por cierto, este tipo ¿ha devuelto ya los 184.000€ cobrados indebidamente en el ejercicio de su función pública?.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*