Fundido en negro

Aprender a ganar o a perder es algo que debería enseñarse en las escuelas, desde las guarderías, añadiría. Pero, como otras muchas cosas verdaderamente importantes, se dejan al albur de la inteligencia emocional que cada uno atesore en cada momento. Y, por desgracia, sabemos, que lo de la inteligencia, sea emocional o de cualquier otro tipo, escasea por todas las orillas. No extraña luego que pase lo que pase de manera casi inevitable, que todo dios acaba cogiendo el rábano por las hojas, que todo diablo se entretiene matando moscas con el rabo, que todo cantamañanas de colmillo largo y mala baba termina recitando a Shakespeare vestido de Karmele en los cornijales más canallas.
Me viene a la memoria la noche electoral de las municipales del mes de mayo, en las que el Partido Popular, como bien le gusta recordar a Eduardo Dolón en cada pleno de la corporación, ganó las elecciones. Y las ganó, razón tiene. Pero no me cabe la menor duda, dada la deriva que ha tomado este mandato, de que el pp no ha sabido ganar. A veces, el ganar de unos pocos se torna en la derrota de la mayoría.
Los cantos de sirenas de la política municipal vienen cargados de contratas de basura, contratos de transporte y de revisiones del plan de ordenación urbana. Golosas ambrosías que en el futuro a corto y medio plazo determinarán de manera decisiva cómo será nuestra ciudad en la próxima década. Y los últimos acontecimientos dentro de la configuración administrativa de quién asumirá el control y fiscalización de las decisiones que se tomen, que nos afectarán a todos, dejan en el aire una inquietud premonitoria, una incipiente sensación de que esto ya lo hemos vivido. Y no acabó bien.
Pero la gente quiere fiestas. Eduardo Dolón dixit. Aunque sea a costa del convenio con la UNED y de levantar reparos a cada factura sin contrato. Porque… ¿a quién le interesa el procedimiento administrativo cuando puedes hacer de tu capa un sayo? Pero, cuidado, en política conviene no convertir lo excepcional en cotidiano. Más que nada, porque lo excepcional termina por tirar siempre por la calle de en medio y acaban como el rosario de la aurora.
El Partido Popular ganó las elecciones y obtuvo mayoría absoluta. Pero sospecho que se emborrachó de su propio éxito y ha terminando confundiendo la levedad de los cuatro años del mandato con su deseo de eternizarse en los sillones. Ojalá el futuro no termine con un fundido en negro.

14 Comentarios

  1. Rodolfo, te estimo desde hace mucho tiempo. También te aprecio y valoro por la carga intelectual y cultural con la que normalmente te expresas en tus aportaciones a esta publicación. Pero lamentablemente, a veces, y cada vez con más frecuencia, no estás muy despierto, no aciertas con tus críticas al Gobierno Municipal que lidera el PP, y no creo que sea por el deterioro natural que sufren el árbol neuronal y las distintas estructuras cerebrales, dada tu todavía juventud. Sin embargo, ciertas convulsiones personales sí podrían explicar tu salida de foco.

    Pero no voy a comentarte el artículo completo. Sólo quiero plasmar una de tus frases: «A veces, el ganar de unos pocos se torna en la derrota de la mayoría».

    La victoria «relativa» de tu amadísimo lider Sánchez, remendada con los votos de los golpistas catalanes, separatistas vascos y resto de desechos de tienta, es la derrota de todos los españoles.

  2. ¿Deseo de eternizarse en los sillones?

    Si no lleva cordones, puede ser «mocasines»; en otro caso la respuesta es «Sánchez»

  3. «La victoria «relativa» de tu amadísimo lider Sánchez, remendada con los votos de los golpistas catalanes, separatistas vascos y resto de desechos de tienta», es la victoria de la mayoría elegida democráticamente por la también mayoría de Españoles, para todo lo demás están las derechas españolistas dándole mil vueltas a Venezuela, que no a España, y cuando toca el tema importante para los Españoles como es la crisis del campo se levantan de la sesión y se van fuera. Menos Venezuela y más España, que con la bandera en el pecho y sin aportar nada más que ruido este país no se arregla.

  4. ¿Tú, Eduardo, sabías que el amado líder iba a pactar con los golpistas catalanes, los etarras y otras excrecencias podemitas? Yo sabía que NO lo iba a hacer porque, hasta tres días antes de las elecciones, tu amado líder se prodigaba en los medios diciendo que no contemplaba ningún pacto de ese tipo. Sin embargo, él sabí que iba a pactar hasta con el diablo para okupar la poltrona de Presidente. Mentía a los españoles para asegurarse que sus propios socialistas le votaban, y así ocurrió, pero poco.

    Por otra parte, sindicatos, cooperativas y asociaciones del campo, y gran número de agricultores están luchando por sobrevivir. Acompañan todos los partidos políticos menos el PSOE y Podemos (de hecho, este último partido ha saltado por los aires en Andalucía). Tampoco acompañan Torrá, Junqueras, Puigdemón, Rufían y Otegui, con los que ha pactado tu amado líder, porque les importa un mierda que el campo español tenga futuro o no; es más, estarán muy contentos porque perjudica a España.

    Igualmente, todos los partidos políticos menos el PSOE y Podemos están apoyando a la democracia en Venezuela, lo cual se puede hacer al mismo tiempo que se defiende al campo español (apañaos iríamos si el cerebro no fuera polifuncional, es decir, que se puede andar y comer pipas a la vez) . Aquí el problema está en que tu segundo amado lider, el de la coleta andrajosa, anda acojonado por las investigaciones que se están haciendo en aquellas latitudes y que, según adelantan, demostrarán la financiación supuestamente ilegal de Podemos.

    y, para finalizar, gasta seriedad, Eduardo, que la mayoría no somos tontos, que ya os gustaría.

  5. Leo comentarios y todos provienen del. Mismo sector ideologico, los del miedo a PODEMOS y a un. Comunismo del que algunos de Podemos. muchos estamos lejos. Ya se sabe los de suemore cuando ELLOS no. gobiernan todo lo demás es malo…no.hay remedio y ya se. Sabe de otras veces…todo es malo menos lis conservsdores de toda la vida, se sabe y se espera…Carmona es muy lucido,. como. Muchos en. La izquierda social

  6. «Aprender a ganar o a perder» se aprende en casa, no en la escuela.
    Claro que da miedo PODEMOS: En tiempo de rojos hambre y piojos, ya se sabe.

  7. Eduardo: Sabes que existe La Plataforma Elecciones Transparentes?
    Y la próxima vez, para mencionar la bandera, primero lávate la boca.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*