Crisis en el Partido Socialista de Torrevieja

Como socialista y militante de la agrupación de Torrevieja, me llena de pena la situación que atravesamos. Desde hace meses, incluso diría años, no se celebra ninguna asamblea extraordinaria, y por supuesto la ordinaria, ya que en todas las organizaciones es de obligado cumplimiento, incluso así consta en los estatutos del partido.
En las elecciones de abril de 2019 obtuvimos unos resultados nacionales francamente buenos, no siendo así los municipales. Tal es así que se obtuvieron 1.400 votos más en las nacionales que en las municipales. Ese malísimo resultado fue motivado por culpa de la ejecutiva y de su secretario general, que no se movieron un ápice, ni se molestaron en apoyar al candidato socialista a la Alcaldía, elegido en primarias.
A raíz de esta situación, este servidor le dijo personalmente al secretario general del Partido Socialista de Torrevieja que debería dimitir él y toda la ejecutiva, cuestión que obvió, hasta que en fechas recientes lo ha hecho. Lo bueno es que lo ha realizado, pero mejor hubiera sido hacerlo con dignidad y no tratando de echar la culpa a los demás.
En referencia al grupo municipal actual, quiero manifestar que uno de los cinco concejales era secretario de organización y cree que un puesto político es como un puesto de trabajo con contrato indefinido. Otra de las personas del grupo municipal resulta ser sobrina de un anterior secretario de organización de Torrevieja, y anterior concejal de Fiestas; por cierto, esta concejala ya estaba en la legislatura anterior como asesora del PSOE.
Este servidor lleva en esta agrupación de Torrevieja muchos años, y puede asegurar que a esta concejala no la conoce la gran mayoría de los militantes. Esta persona, obviamente, no necesita recursos económicos, porque es profesora en Alicante, pero, lógicamente, al ser concejala, obtiene prestigio, pero tiene desconocimiento del partido y de la militancia. La tercera persona del grupo municipal recuerdo cómo denigraba al anterior secretario general y luego fueron un mismo espíritu y se apoyaban mutuamente.
En referencia al concejal portavoz y ganador de las primarias, decir que era arquitecto municipal y que cuando se presentó de candidato pidió excedencia de su puesto de trabajo, y además aparcó su actividad profesional, cerrando su oficina. Es decir, que este compañero ni necesitaba el dinero ni el prestigio porque ya lo tenía. El otro compañero concejal siempre ha sido una persona muy comprometida e incluso muchas veces enfrentado a los distintos secretarios generales, hombre honesto y se puede decir que se le conoce de siempre.
Siempre he estado al lado de todas las ejecutivas y de sus secretarios generales, pero en esta ocasión discrepo de la anterior ejecutiva. Hago un llamamiento a los responsables del partido que tengan que tomar decisiones, que no lo hagan por amistad o amiguismo, y que miren qué militantes estamos a un lado. A excepción de dos, somos los de siempre, y queremos justicia socialista, y los otros, que podríamos decir que son los «millenials» o que llevan poco tiempo en la agrupación, y que cuando pase el chaparrón, si no obtienen sus objetivos, se marcharán como así lo han hecho anteriormente otros excompañeros.

Joaquín Garrido Mena

4 Comentarios

  1. «Siempre he estado al lado de todas las ejecutivas y de sus secretarios generales, »

    ¿Tuvieran o no razón?

    Eso tiene un nombre

  2. La crisis gorda empieza ahora en ese partido y se llama CO RO NA VI RUS
    Y se llevará al peor gobernante que ha tenido España en los últimos 200 años.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*