Sanidad y Política

Domingo Pérez Gutiérrez
Ex-concejal del Grupo Municipal Socialista de Torrevieja

La verdad es que estamos viviendo una etapa vital bastante complicada. Las formas que hemos tenido que cambiar en todos los aspectos de nuestra cotidianidad eran impensables e inimaginables por persona alguna de las que habitamos este planeta, si volvemos la vista solamente a unos pocos meses atrás. Esto es un hecho.
Seguramente, por este tan brutal cambio, las nuevas maneras de actuación política por parte de los que, en estos momentos, tienen la responsabilidad de gobernar también se han vuelto, como mínimo raras. Se mezclan muy fácilmente churras con merinas. Se confunde al ciudadano con aseveraciones sobre algunas cuestiones que son difícilmente entendibles y hasta se pretende sacar rédito político a claras contradicciones, como si fuera lo más lógico del mundo decir una cosa y la contrario unicamente por que “yo lo valgo”, como se diría castizamente.
Uno de estos difícilmente entendibles mensajes, o simplemente declaración política al uso, se ha dado tras la recentísima resolución del Consell. Transmitida por la consellera Ana Barceló, en rueda de pensa celebrada en el Auditorio Internacional de Torrevieja el pasado martes 13 de octubre, anunciaba la no prórroga del contrato con la empresa Ribera Salud para la gestión del Hospital Universitario de Torrevieja y su zona de influencia. La declaración hecha por Eduardo Dolón, alcalde de Torrevieja, nos alertaba de que el cambio de la gestión del Hospital de privada a pública se hacía, no por una cuestión sanitaria, sino por una cuestión política.
Siento ser tan torpe, pero no lo entiendo. ¿Cuestión política? ¿De quién y contra quien? ¿Alguien de la empresa Ribera Salud o de la empresa o fondo de inversión americano de la que es filial está afiliado a algún partido político español? ¿Cómo se puede ir en contra políticamente de alguien que no es en absoluto un ente político sino una mercantil con todo el derecho de producir beneficios para sus accionistas? ¿Lesiona la decisión del Consell, los intereses de algún partido político?
Por lo tanto, Sr. Alcalde, según pienso, si no existe algo de una profundidad política que a mí se me escapa, las suyas son una más de esas afirmaciones categóricas y mezcladoras de aquello que más arriba califique de “churras y merinas” propia de la época en la que estamos. Pidamos a la ciencia que nos saque pronto de ella.

1 Comentario

  1. Don Pérez, su correligionario Don Mendiluces, tiene acreditado en este sitio que «la Federación de AAVV de Torrevieja en aquellos momentos con 12 Asociaciónes en barrio y urbanizaciones que recogieron 16 mil firmas» estuvieron de acuerdo en el Hospital y su modelo, allá por aquellos años de su creación.
    Además se sabe que el Secretario General, que llevó a término una macromanifestación nunca vista en el pueblo por la Comisaría del CNP, no hizo tal cosa con el Hospital de Torrevieja. También se sabe que las subvenciones municipales al Grupo nunca fueron debidamente fiscalizadas, y que el asunto de la Contrata de basuras que llevó a Hernández Mateo a prisión, fue bien visto por el GMS.
    Favor de explicarlo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*