Adiós corrupción – Bienvenida gestión pública

Carmen María Morate Arco
Concejal Grupo Municipal de Los Verdes de Torrevieja

En Madrid, el sábado pasado, centenares de personas marcharon juntas para defender la Sanidad Pública con mensajes de “Recortar sanidad = corrupción mortal”, “Nuestras vidas valen más que vuestras carteras” o “Privatización, dice el ladrón” haciendo referencia a algo que todos deberíamos reconocer y aceptar ya de una vez por todas; la gestión privada de los servicios públicos es NICHO DE CORRUPTELA. O tal vez, más que nicho para los aprovechados y los interesados sea la base y el trampolín para desviar, malgastar y robar el dinero de los contribuyentes, es decir, tu dinero y mi dinero. ¿Cuántos políticos más tienen que ir a la cárcel para que hasta el último palmero se entere? Porque desde luego los palmeros del Partido Popular de Torrevieja no se quieren enterar o bien pertenecen al ‘club de estómagos agradecidos’ (CEA en adelante), entiéndase enchufado, familiar o amigo de un enchufado.
El mismo sábado en el que estos madrileños reivindican la única manera ética de dirigir la atención básica de la salud del ciudadano, aquí en la plaza del Ayuntamiento de Torrevieja montan una FIESTA con escenario, micrófonos y pantalla (faltaron las banderitas para poder llamarlo mitin) en la que hablaron miembros del Partido Popular exigiendo al Gobierno de Coalición de la Generalitat Valenciana que Ribera Salud, la empresa específicamente creada por BANCOS únicamente para ESTE fin (el de hacer negocio con la Sanidad), siga administrando el Hospital de Torrevieja y sus respectivos ambulatorios en la zona (por cierto, Ribera Salud les debe la construcción de algún que otro centro de salud a sus usuarios).
Y digo yo, ¿es que no les da vergüenza? ¿NO OS DA VERGÜENZA? ¿Os da igual que os vean públicamente protestar por una causa que apesta hasta el cielo? Estáis pidiendo que el hospital de Torrevieja siga siendo, en cuestión laboral, como un mercado de enchufes en el que entras antes por tus amistades que por tus méritos (CEA), en el que ya de por sí las condiciones laborales y el sueldo son peores que de cualquier funcionario equivalente, en el que te echan si te atreves a alzar la voz por tus derechos o sino ¿os creéis realmente que esos trabajadores que dan la espalda a consejeros y diputados lo hacen sin pertenecer al CEA o por defender sus principios? Lo dudo. ¿No será que más de uno se ve obligado y tienen miedo de expresar su opinión? Claro que sí, ya te lo digo yo, y lo sé porque nos lo cuentan a los concejales de Los Verdes en voz baja para que no se entere nadie. Y he aquí cuando cobra un gran sentido la creación de la Plataforma por la Sanidad 100 x 100 Pública y de Calidad, que me representa, y representa a tanta gente que hemos salido a apoyar sus actuaciones y también a esa gente que por miedo a represalias no han podido salir a mostrar su soporte. De parte de tod@s, ¡Gracias por el esfuerzo de aclarecer la opacidad con datos y ejemplos verídicos!
No como otros, que argumentan, o más bien manipulan, con datos completamente sacados de contexto. Claro, hay un ahorro de 45 millones al año (dice la sindicatura de cuentas) pero los trabajadores cobran menos y cada médico tiene que atender a más pacientes (dice también la sindicatura de cuentas). No hace falta saber leer entre líneas para entender que el ahorro equivale a la bajada de calidad en atención, y ¿por qué **** querríamos los ciudadanos que se ahorre en nuestra salud? ¿Estamos locos o qué?
La Sanidad no debe ahorrar en la atención de nuestros problemas de salud, ni en la prevención. Pero Ribera Salud “ahorra dinero”, -> no mandando todas las pruebas que debería, -> teniendo menos camas de las que debería, -> atendiendo con menos personal de lo que debería, -> haciéndoles trabajar más horas de las que deberían, -> no derivando los pacientes a los especialistas que deberían y un largo etcétera de perjuicios que sufrimos los que dependemos del departamento 22 en Torrevieja.
Los que defienden la privatización de nuestra Sanidad argumentan también diciendo que la gente está contenta, por ejemplo los ingleses, nacionalidad extranjera que más abunda en esta zona, pero permítanme decir que su opinión no debe ser ejemplo ya que precisamente Inglaterra tiene un sistema de salud lamentable (lo sé porque lo he vivido) con lo cual no es de extrañar que estén satisfechos con la atención gratuita y universal que reciben en España.
Pero, la falta de médicos especializados salta a la vista, negativamente, es así. El simple hecho de que, en ocasiones, se demoren muchos meses en dar cita con un médico concreto, para una prueba o para una cirugía muestra que el hospital de Torrevieja no dispone ni por asomo de todos los recursos que precisa para dar una atención realmente buena.
Y… ¡¿qué me decís de las horas que hay que esperar en la sala de urgencias cuando no tienes la {mala} suerte de llegar en ambulancia?! ¿Eso es “ir bien”?
Mires por donde lo mires, el proyecto Hospital de Torrevieja, que para mi gusto ha llegado bastante tarde (año 2006), aunque haya significado y siga significando por supuesto una mejora en la calidad de vida de los que vivimos en la Vega Baja y muchos puestos de trabajo, no se puede obviar que desde un principio ha habido flecos importantes que nunca se ataron: ¿cómo es eso de haber construido un hospital gigante en un parque natural? ¿Cómo es posible que la constructora no haya desdoblado la carretera que da a la N-332? ¿Por qué no hay una ACERA para que caminen las personas sin peligro hasta ese hospital? Veis que todos son despropósitos que envuelven el pelotazo que ha dado lugar a tantísimos casos de corrupción durante muchos años con total libertad porque ha gobernando el Partido Popular a sus anchas a nivel estatal, en la administración autonómica, en la diputación y a nivel local también. Como se suele decir, ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Se han montado su chiringuito para repartirse el pastel entre políticos, empresarios y directores de bancos, tal vez incluso conscientes de todas las posibles consecuencias, pero que por la falta de control se traducen a un mínimo porcentaje de involucrados que han llegado a ver una celda por dentro.
Con todo esto que se sabe (y si no lo sabes pero quieres enterarte puedes leer los libros #Yonkisdeldinero y #Tierradesaqueo de Sergi Castillo donde te cuenta al detalle cómo las grandes tramas de corrupción de la Comunidad Valenciana cuyo saqueo supera los 15000 millones de Euros [sí sí, ¡¡quince-mil-millones!!], han estado relacionadas de algún u otro modo con la Consellería de Sanidad), pues eso: sabiendo todo esto, te plantas el sábado por la tarde en la plaza y ¿apoyas públicamente la corrupción y el saqueo?
Aunque no me extrañaría nada que muchos de los presentes el sábado, sobre todos los jóvenes, son personas que ni siquiera tienen una opinión sobre el tema, y que solo han asistido “a cambio de” o para devolverle el favor a alguien (CEA). Hago uso de una expresión de @lavecinarubia: “Todas tenemos una amiga enchufada en el Hospital de Torrevieja. Y si tú no la tienes, es que eres tú.”
Lamentable, realmente lamentable y vergonzoso esa actuación del sábado en Torrevieja de dirigenes del PP y de Ciudadanos para manifestarse a favor de que continúe la corrupción y el enchufismo en la sanidad de Torrevieja y que sea siga siendo una multinacional norteamericana dueño de la gestión de nuestro hospital (¿Hola¿); y lo más fuerte, intentando hacer creer a la gente que os importa su salud, claro que sí, guapi. No os interesa NADA más que vuestro propio beneficio, lo habéis demostrado en incontables ocasiones, lo estáis demostrando ahora mismo con la falta de apoyo económico en los presupuestos para los sectores perjudicados por esta crisis sanitaria y, más alarmante aún, dejando de la mano de Dios el departamento de Bienestar Social, que lo están sacando adelante los trabajadores como buenamente pueden pero con muchísimo atraso; dos temas que si tan humanos fueseis, con la mayoría absoluta, podríais haber ya solucionado hace tiempo.
El Gobierno del Botánic, bajo mi humilde opinión y la de toda la izquierda (movimiento político conocido por su lucha a favor de la clase trabajadora y la igualdad -> lo digo, por si hay algún despistado por ahí) está haciendo todo bien, el retorno a la gestión pública, que nunca debería haber sido privada, será bueno para todos los implicados: la administración, el personal sanitario y los ciudadanos.
Por eso, adiós enchufismo y corrupción, y bienvenida gestión pública 100% universal y de calidad.

4 Comentarios

  1. ¿Qué les pasa a las multinacionales norteamericanas que son tan malas?
    ¿Los bancos sólo le gustan para poner dinero y palmarlo? ¿Sólo le gusta la banca pública (rollo cajas de ahorros en manos de políticos)?
    ¿Cuándo ha obtenido el Título de Medicina y el Máster Universitario en Dirección y Gestión Sanitaria?
    ¿Cuál es su formación y experiencia en el sector?
    ¿Recepcionista-telefonista en un centro sanitario privado?

  2. Ante la campaña publicitaria de la UTE PP-RIBERASALUD, datos objetivos y reales de la situación de la sanidad en el área de Torrevieja y municipios afectados por ella.
    Ahora falta que los políticos pongan buenos gerentes al frente de este área de salud y la doten de recursos suficientes.
    Y si no saben, que dimitan y entren otros políticos, que son los gerentes de lo público.

  3. El panfleto me parece que está a la altura de aquella grabación telefónica que fue difundida por los medios y que dejó bien a las claras la calidad del personaje.

  4. Leído en Internet:
    «Me estáis tocando los huevos. Quitad la mierda que habéis puesto en el Facebook y quizás entonces podemos hablar. Si no, aquí no hay conversación alguna, ¿vale?».

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*