Orihuela y Torrevieja: dos alcaldes muy diferentes

Julián Carcaño Pareja
militante de Los Verdes de Torrevieja

No todos los alcaldes son iguales: el alcalde de Orihuela estuvo seis años cobrando sin ir a trabajar; en cambio, el alcalde de Torrevieja lleva tres años trabajando sin cobrar como regidor.
El alcalde del PP en Orihuela, Emilio Bascuñana, estuvo cobrando durante seis años sin tener un puesto de trabajo al que acudir en la Dirección Territorial de la Conselleria de Sanidad en Alicante, a la que estuvo adscrito funcionalmente, entre el 01/11/2007 y el 07/01/2014, tras dejar su consulta de médico en un centro de salud oriolano. Era la época en la que el PP abusó de su mayoría absoluta en la Comunidad Valenciana.
No hay registros de informes y trabajos que acrediten sus hipotéticas labores de asesoramiento y no solicitó vacaciones ni días libres ni se cogió bajas durante ese período. De lo único que hay constancia es que no dejó de cobrar ningún mes, pese a que todo indica que Bascuñana acudió menos a su puesto de trabajo que Cristina Cifuentes a las clases del famoso máster que le costó la Presidencia de la Comunidad de Madrid.
Tras ser elegido Alcalde de Orihuela en 2015, Bascuñana empezó a percibir del ayuntamiento un sueldo anual de 56.000 euros. En el pleno municipal extraordinario del 22 de junio, se negó a contestar a las preguntas de la oposición sobre su fantasmal trabajo en la Dirección Territorial de Sanidad.
Si Bascuñana cobraba un sueldo sin ir a trabajar, el Alcalde de Torrevieja,José Manuel Dolón, trabaja mucho en su ayuntamiento sin cobrar.
José Manuel Dolón (Los Verdes), que nunca cobró un sueldo como concejal en la oposición, al asumir la alcaldía en junio de 2015 renunció a cobrar el sueldo de alcalde y optó por seguir percibiendo su pensión de jubilación, de cuantía bastante inferior. Además, dona la totalidad de las asignaciones económicas que percibe por asistencias a reuniones de los órganos municipales y del Consejo de Administración de Agamed.
Los 68.600 euros anuales que percibía el anterior alcalde de Torrevieja,Eduardo Dolón (PP), más las cargas sociales, suponían un coste anual de más de 90.000 euros que ahora se está ahorrando el Ayuntamiento de Torrevieja con el alcalde de Los Verdes.
Justo en esos años en los que Emilio Bascuñana estuvo cobrando sin ir a trabajar, José Manuel Dolón compaginó su trabajo por cuenta ajena en una empresa privada con sus tareas de concejal de la oposición. Las asignaciones por asistencias a reuniones del ayuntamiento las donó íntegramente a su organización.
Para Greenpeace, en su Informe Destrucción a toda Costa 2012, el entonces concejal José M. Dolón fue el rostro de la lucha contra la corrupción y el urbanismo salvaje en la provincia de Alicante.
Los comportamientos personales de uno y otro alcalde sobre las retribuciones públicas no son ajenos a las trayectorias políticas y a las organizaciones de las que forman parte.
Emilio Bascuñana es el enésimo alcalde del PP que sale rana en Orihuela. Los tres anteriores -Luis Fernando Cartagena, José Manuel Medina yMónica Lorente- fueron barridos por diversos casos de corrupción. Y lo mismo le ocurrió a Pepa Ferrando, ex presidenta del PP y ex candidata a la alcaldía de Orihuela, cuyo hundimiento por corrupción allanó el camino a Bascuñana, que también ha salido rana.
A nadie extraña que en el PP pasen estas cosas. Esta organización conservadora proveniente del franquismo atrajo a mucha gente que concebía la política como un medio de vida y de enriquecimiento personal. La corrupción estaba servida en muchos de sus cargos públicos.
A diferencia de ellos, hay personas como José Manuel Dolón -que se inició en política para reivindicar las libertades democráticas frente a la dictadura franquista-, que no están en política para vivir de sueldos públicos o llenarse los bolsillos, sino por un compromiso para intentar conseguir una sociedad más justa y un mundo más habitable. Un pequeño partido político como Los Verdes resulta muy poco atractivo para las aspiraciones de quienes quieren vivir a costa de la política.
P.D.: Cuando usted oiga la expresión “todos los políticos” son iguales, recuerde que los alcaldes de Orihuela y de Torrevieja no son precisamente iguales.

1 Comentario

  1. Jjjjjjj, un día hace poco un pollo (1ª acepción del DRAE) descubrió la pólvora: los asesores existen.

    Pero existen en todas partes, en todas las administraciones, en todos los partidos…

    Espiche sectario digno de mejor causa, apostillo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*